Actividades


Fútbol:
Además de ser el deporte rey, el fútbol es la herramienta perfecta para transmitir valores educativos, consolidar hábitos saludables y mejorar las habilidades motrices de los niños/as.

Baloncesto: Es el segundo deporte más practicado en nuestro país. Con él los niños/as pueden consolidar diferentes habilidades motrices y potenciar valores educativos como la cooperación y el esfuerzo.

Gimnasia Rítmica: Esta modalidad deportiva es idónea para potenciar la flexibilidad, desarrollar la lateralidad, fomentar la expresión de las emociones y respetar las diferencias de los/as compañeros/as.

Baile moderno: La música evoluciona cada vez con mayor frecuencia y ello propicia que el baile se adapte. Los/as niños/as bailarán los últimos éxitos musicales con el objetivo de que disfruten al máximo mientras mejoran su coordinación, potencian su autoestima y se relacionan con los demás

Baile español: Pero tampoco debemos olvidar nuestras raíces… Gracias al baile español, los/as niños/as podrán experimentar los sentimientos que genera la música folclórica y consolidar su expresión corporal.

Tenis: Es el deporte individual que más seguidores tiene. Además de desarrollar las diferentes habilidades motrices, genera en los/as niños/as un alto grado de concentración y superación.

Ajedrez: Es uno de los deportes con mayor transferencia positiva para la actividad escolar: estimula la creatividad, incrementa la capacidad lectora, potencia la memoria, ayuda a resolver problemas matemáticos,… pero sobre todo, es divertido y adictivo.

Iniciación al deporte: La iniciación deportiva no se debe confundir con introducir al niño/a en un sistema de entrenamiento, sino que el deporte deberá ser siempre un medio para el desarrollo integral del individuo. Pensamos que la iniciación deportiva debe ofrecer un amplio abanico motor, donde se excluya la especialización temprana en un solo deporte.

Psicomotricidad: dirigida a los/as más pequeños/as del colegio, es una técnica que les ayuda a dominar su movimiento corporal, desarrolla la creatividad y permite relacionarse con los compañeros/as. Trabajando debidamente esta área del desarrollo podemos evitar o resolver problemas como trastornos del lenguaje, trastornos motores, de organización espacial y temporal, lectoescritura, etc.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies